Descanso eterno

Amanece con un frío que paraliza mis huesos y como si eso fuera poco, tengo una resaca de amor que dificulta mi respiración. Presentimientos, palpitaciones, futuras escenas de mi vida veo pasar cuando cierro los ojos, en cada pestañeo veo una imagen diferente. Sucesos, hechos, cosas inevitables, todo lo que un amanecer involucra cuando estoy en soledad.
Arrastro mis pies, camino hacia el baño, suspirando penas, con la sensación de que alguien esta agarrándome para que no llegue, creo que hoy estoy con menos movilidad que ayer. Si pudiera volver el tiempo atrás, no se para que pero me gustaría creo que estaba mejor que ahora o ya me había acostumbrado a estar así.
Entre un anonimato mundial, gente que creo conocer la desconozco en segundos, mutan en otra persona, se mimetizan en la sociedad y parecen uno mas del montón. Y creo que ya hice todo, necesito descansar, el descanso final, el eterno. Ese descanso que solo se toma una vez, el que algunos piensan que jamás llegara.
Confundido camino hasta la puerta, a veces siento que no vivo en esta casa, abro la puerta y salgo del útero de mi casa, bienvenido al mundo. Si tuviera una razón para seguir dejaría de caminar, es que no la hay, no existen razones para vivir cuando la única que hay se esfuma en nuestra narices. Y quien podrá pararme, quien me llorara cuando deje de caminar.
Por fin confirme lo que muchos no quieren ver, ese dios al que todos le lloran, no existe, con tan solo abrir los ojos y mirar alrededor se darán cuenta que no existe.
Es que no solo el amor te derrumba, existen cosas que suman, pequeñas cosas, problemas que no tienen solución y hasta cuando soportar eso, basta de estar perdidos en la vida, dejemos de vivir por vivir, dejemos de desconfiar, todo nos asusta, todo nos da miedo, alguien tiene que reaccionar.
Y camino despacio porque no tengo apuro se que pronto llegare, ya no existe la felicidad a esta altura, tampoco se siente tristeza, es un estado medio, un eclipse a punto de completarse, ya no hay dolor, ni llantos acá no existe el perdón.
Veo como mi sombra y el mundo se empieza a desvanecer, un cansancio recorre mi cuerpo, una relajación total, como si estuviera acostado en el mejor colchón, con la mejor almohada, la escena ya esta armada en mi mente, solo queda esperar el descanso eterno, allá donde no existe el horizonte.

2 comentarios to “Descanso eterno”

  1. Oier Says:

    Me ha cautivado tu texto, quizás porque me sienta muy identificado con él o porque es la clara descripción de una situación vivida por muchos.

    Cuando se desvanecen los sueños, cuando se rompen las promesas y la motivación desaparece, el caminar se convierte en un simple deambular sin rumbo ni sentido. Sin ganas de nada, sin sueños cual zombi sin vida de una película.

    Un saludo😉

  2. moscarey Says:

    @Oier: Gracias por el comentario. Sin dudas, comparto y entiendo lo que decís. Otro saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: