Tano, te extraña Argentina

Tano, te extraña Argentina

-¿Qué te pasa, Boluto te mierta? –El Tano no te decía Boludo de Mierda, como decimos todos, el solo tenía el don de cambiar las d por las t y gritarlo con orgullo.
-No boluto, no, no es así –Agitando la mano derecha, de adelante hacia atrás, como pisando un freno. Cabrón, cabeza dura, terco, protestón y calentón, antes de hablar con el ya decían “Este Tano de mierda”, claro por que a el no le podías discutir.
-Tano, esto es así, man, no jodás –Le decía yo, era como jugar a la ruleta rusa, en cualquier momento explotaría
-Pero chabón, no seas boluto!, no me podes decir que es así boluto, es obvio que es como yo digo, sos medio boluto te mierta vos eh –Y ya empezaba a relojear el escenario en donde estábamos, si algo salía mal o yo tendría la razón seguramente con total delicadeza me revolearía algún cenicero, algún cuchillo, lo primero que encuentre, yo se que el lo hace, no tiene problemas.
Yo lo conocí –gracias a dios- hace más de 20 años, yo me acuerdo que estaba volviendo para Bs. As. justo había terminado la colimba y el loco estaba esperando el ómnibus, no casaba un fútbol pobre, entonces me acerque y le dije:
-Hola, vas para Bs. As? –Y como un boludo hice el gestito con la manito, como diciendo “dale todo derecho” estábamos en Neuquén, en la loma del orto.
-No me jodas –Me respondió, sin abrir la boca.
-Ok, ¿No sabes por cual sale el ómnibus que va para Bs. As.? –Me explique un poco más
-No me jodas, boluto. –El también se explico un poco más.
-Chau –Lo saludé, por educado, solo por eso, te pensas que el forro miro o hizo un saludo con la mano, no terrible, el Tano era así.
Igual se quiso matar, lo que me reí, obvio no delante de el, pero no lo pude creer, al Tano justo le toca el asiento que estaba al lado mío el 45 del lado del pasillo. Y yo lo veía transpirar, pero claro que me va a decir “Me dejas del lado de la ventana” pero ni empedo lo diría, si el se pensaba que era, nose, superman. Entonces yo lo veía transpirar, transpirar y le dije:
-Permiso, voy al baño –Y me pare, onda, “corre las piernas que quiero pasar”. Sabes cual fue su gesto al correrse, bufar, el chabón bufo para correrse. Terrible.
Después cuando volví del baño el personaje estaba sentado del lado de la ventana, no le dije nada a mi ni me jodía viajar del lado del pasillo, me había caído bien a pesar de que era medio sorete.
Ahora lo que tenia culo era con las minas, que chabón bravo, no sabes el orto que tenía. Salíamos casi siempre, al loco le fascinaba las tetas –A quien no- pero el se transformaba, el loco veía una mina tetona y mutaba en un chabón de Recoleta. No, un capo, la tenia atada.
-Ahí, vengo Boluto –Así me decía pero hacia sonar la T más que nunca. Como diciendo “mira al maestro”, cuando me decía así, sabia que no volvía conmigo, el hoy mojaría, el Tano era así.
Se acomodaba el cuello de la camisa, sacaba el peine, se ponía la mano en el pelo y bajaba el peine, solo dos pasadas, explico que más pasadas estaba mal.
-Más de dos pasadas es de boluto te mierta –Así me lo explico. Luego, cambiaba la forma de caminar, o sea, era un profesional, llegaba a la barra y le decía “Un martini, un hielo” que jugador el Tano. Se acercaba a la mina en cuestión y primero le decía a la madre:
-Hola que tal, mi nombre es Marcello, me permitiría una pieza con su hermosa hija –Y con el tono que lo decía y con esa tonada italiana y con la facha que tenia, hasta la madre se enamoraba. Antes, como 25 años atras tenias que hablar con la madre de la chica en cuestión, dependía del Okay de ella para poder bailar con su hija, pero el Tano siempre ganaba, siempre.
Se hacia querer, hace años que no lo veo, ahora hablamos por Internet, Tano viste que llegaste a la era Internet. Pensar que me decía –Internet es para putos- Míralo ahora, lo veo lagrimear por webcam. Volvió a Italia, quería volver a la casa de los padres aunque ya estaba habitada por otra familia, el quería sentarse en la vereda como cuando era pibe, me comentó que conoció a una chica, una ragazza, cuando fue de esto, el martes, me conecto y sale un mensaje;
-No sabes las tetas que tiene boluto!!! –Totalmente descontrolado, así me dijo, ni un Hola, seguro esta enamorado, así era el Tano. Así es el Tano. Muero por volver a escucharlo, por volver a verlo, por que me diga “Boluto te mierta”, se te extraña Tanito. Se te extraña.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios to “Tano, te extraña Argentina”

  1. M!~ Says:

    Muy bueno, boluto de mierta ajaja… ¿Por qué pronunciaba así las d’s?

  2. moscarey Says:

    @M!~: jajaj nose, el Tano es así, cambia las D por las T, viste que a veces pasa de decir una palabra mal, creo que fue una de las primeras palabras que aprendío y la habra aprendido mal.

  3. ircopcito Says:

    ¿Y los posts que me hacían pensar y lagrimear? No Mosca, así no. LA COSA ES ASÍ.
    Naa, excelente post, y si, se lo extraña al tano como a Mosca en el bar😥 (snif snif)
    Siga escribiendo que se le da como el azúcar a las moscas😉

    Aioz.-

  4. moscarey Says:

    @ircopcito: jaja ese dicho, mira que decir dichos creo que es de viejos eh, tene cuidado con eso. Gracias por los comentarios Javi, se extraña al Tano boluto. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: