Margen de error

Margen de error

La resignación esta en la calle, hijo, no en las casas, así anunciaba mi viejo cuando veía que algo no me salía. Se explicaba un poco más y contaba que en la calle las cosas tienen un margen de error en cambio en una casa al ser menos personas hay menos margen de error, por ahí tendría razón, sonaba lógico aunque en el fondo yo sabía que me lo decía para darme aliento.
Siempre entiendo todo mal, pero creo que el error son las personas. Mientras más personas hay, más margen de error va a ver.
La esperanza no se pierde, al igual que el valor. Las cosas adquieren un valor, un precio alto, imposible de pagar, esas cosas son las que además de tener un valor, tienen amor.
Como siempre suele pasar los más buenos son los peores y los peores parecen ser los más buenos. El más lindo se va con la más linda, y el más feo, el más feo ya sabe lo que le pasa.
Pero esta vez no pensare en escribir ningún papel, este fin de año será diferente, quiero que dios lo lea, también quiero tener la certeza de que las estrellas también lo lean.
Por suerte el fondo de la casa de mi abuela es de tierra, de ese polvo clarito que abajo esta el oscuro, similar a los potreros de fútbol, este año voy a cambiar de táctica.
Voy agarrar un palito; un pedazo de rama y comenzare a escribir por orden de prioridades las cosas que quiero, las que más anhelo;

-Salud: Para poder vivir y enfrentar las cosas que vendrán.
-Dinero: Para poder tener buena salud.
-Amor: Para poder tener salud y gastar el dinero en mi felicidad.
-Trabajo: Para completar los cuatro deseos.

Justo en el medio del fondo, que sea un mensaje a los dioses, quien sabe si por ahí algún rayo de luna lo embellece, quien sabe si por ahí, algún dios se apiada, no creo que muchas personas hagan estas cosas, pero que es lo que pierdo ¿Tiempo?, el tiempo me sobra.
Yo no me lamento los años que pasaron, siempre me gustan las fiestas, navidad y año nuevo, siempre me gustaron de muy chico, cada año que pasa lo veo como algo increíble, a pesar de que todos siempre pasamos algo feo o malo, en mi caso las malas cosas no llegan a opacar un año, es todo una cuestión de perspectiva, de cómo uno ve las cosas, para mí, las cosas malas siempre te enseñan algo, algo se rescata y cuando llega fin de año, no dudo en brindar, y decir “Feliz año nuevo”, me apasiona.
Mi cabeza se acostumbra día a día, a enfrentar cosas malas, se acostumbró obligada, sé que después de algo malo, por más malo que sea, siempre va a pasar. Siempre pasa, como todo, así es la vida gente.
Dicen entre tantas cosas que todos tenemos una estrella, y también un ángel de la guarda, aunque en realidad, para tener un ángel de la guarda hay que ganárselo, yo tuve uno.
Uno muy lindo y bueno, me llenaba todos los sentidos de amor, pero paso, como pasa todo, al principio era así, después fue cambiando, hasta que decidí alejarme yo de él, se que en algún momento algunos de los dos saldría dañado, además no quería decepcionarlo, a veces me pasa que con el tiempo me doy cuenta que decepcione a más gente de las que hice feliz. Creo que también le sumare una más a la lista;

-No quiero conocer más gente: Para ahorrar problemas y anular al Margen de error.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: